Vistazo general

El Canal de Panamá es una vía marítima de aproximadamente 80 kms (50 millas) que conecta los océanos Atlántico y Pacífico a través de uno de los puntos más angostos del continente Americano. 

El Canal utiliza un sistema de esclusas por gravedad y canales de navegación para permitir el tránsito seguro y eficiente de los buques de altamar a través del Istmo de Panamá. Las esclusas sirven para elevar los barcos 26 metros (85 pies) desde el nivel del mar hasta el nivel del lago Gatún. Después de navegar a través de la Cordillera Continental, los barcos vuelven a bajar al nivel del mar en el lado opuesto del Canal.

                       Fuente:  Canal de Panamá

El Canal reduce las distancias marítimas, los tiempos de tránsito y los costos de un buque al transportar bienes entre los principales centros de producción y consumo.  Debido a esto, el Canal influye en el sistema global de transporte proporcionando rutas alternativas entre países que buscan formas más competitivas para comercializar entre regiones.

El Canal representa aproximadamente el 5% del comercio marítimo mundial, y unos 14,000 buques transitan esta importante vía fluvial cada año. Casi el ochenta y cinco por ciento del total de los tránsitos son buques tipo Panamax, mientras que el resto son buques Neopanamax, los más grandes que el Canal puede acomodar. Los buques Neopanamax transitan por el tercer juego de esclusas, que incluye dos esclusas de tres niveles y la ampliación de los canales de acceso en el Atlántico y el Pacífico.

El Canal opera 24 horas al día, 365 días al año proporcionando servicios de tránsito y otros relacionados a las naves de todas las naciones apoyada por una fuerza laboral de aproximadamente 9,000 empleados.